Explicaciones de los expertos sobre la falta de comunicación de los niños

Existen múltiples razones por las cuales cada niño que padece de abuso sexual no dice nada al respecto. Pero si un niño no divulga lo ocurrido hasta años después, no significa que sus padres lo han descuidado o lo han criado incorrectamente.

Hablar con naturalidad :

Jill Starishevsky, fiscal neoyorquina especialista en casos de abuso infantil y crímenes sexuales y autora del libro “Mi cuerpo me pertenece” dice que una de las principales razones porque los niños no divulgan lo que les ha pasado a ellos o a otros, es porque nadie, ni sus padres, ni sus maestros, ni sus amigos, ni sus hermanos están hablando del tema con mayor naturalidad. Starishevsky quien es madre de tres niños y ha trabajado de cerca con las víctimas infantiles de abuso sexual por más de una década, asegura que la incomunicación es un factor clave y común en la mayoría de los casos.

Parte del fenómeno se debe a que después de todo, la sexualidad es privada y el abuso sexual se nutre de la privacidad y el secreto que rodea el tema, y el tabú que acompaña el hablar abiertamente sobre este tipo de agresión.

“Si no le estamos hablando a nuestros propios niños [sobre el abuso sexual] ellos a su vez no nos están contando lo que les ocurre”, asegura Starishevsky quien explica que por años presenció con asombro cómo los niños víctimas de abuso sexual mantenían silencio porque nadie les hablaba del tema y se aislaban por temor. También comenta que siguió casos asombrosos en los cuales niños que por años fueron victimizados, espontáneamente comunicaron su problema con la intervención y la pregunta oportuna de una tercera persona.

No existe un solo factor:

Según la Red Nacional de Estrés Traumático Infantil existen múltiples factores que inciden en el niño y en su capacidad de comunicar que ha sido agredido, pero la respuesta tardía en ocasiones resulta como parte de las reacciones normales del trastorno por estrés postraumático que cualquier víctima sufre después de una agresión física. Los niños por lo común tienden a desligarse u olvidar lo ocurrido y no cuentan, ni reviven el abuso hasta que llegan a la adultez. Si los niños están en edad pre-escolar o en primaria simplemente lo olvidan.

Cifras:

En Estados Unidos según reportes de la Asociación Americana de Pediatría (APA) 25% de las mujeres adultas y 10% de los hombres adultos recuerdan haber sido agredidos sexualmente cuando eran niños o adolescentes. Los estudios de la APA reportan que la victimización sucede entre los 8 y 12 años de edad. Aunque la mayoría de las víctimas son niñas, los varones también son agredidos. Igualmente, aun cuando personas desconocidas a la víctima también agreden sexualmente a los niños, el 80% de los casos los agresores del abuso son conocidos del niño o una persona que está encargado de su cuidado, alguien a quien el niño le tiene confianza.

Es un tema tabú, que nadie quiere enfrentarlo hasta que pasa, explica Starishevsky. Pese a que por años los niños han sido agredidos, como ha sido el más reciente suceso reportado en la escuela Miramonte en la ciudad de los Angeles, los expertos insisten que hablarle de forma preventiva y acorde con la edad de cada niño sobre qué es el abuso sexual es saludable y ofrece una protección de todo aquel que quieran hacerle daño.

A continuación cito algunas de las razones qué llevan a los niños a no divulgar que son víctimas de abuso sexual:

Las razones más citadas por la Asociación Americana de Pediatría (APA) y la Red Nacional de Estrés Traumático Infantil son:

  • Se sienten mal o confundidos por lo ocurrido y no comprenden a plenitud qué es el abuso sexual.
  • Aún no tienen la capacidad verbal o la madurez psicológica para describir lo que les está pasando o entender que no está correcto, especialmente si se trata de niños en edad pre-escolar o en escuela primaria.
  • El efecto por el trastorno por estrés postraumático hace olvidar la agresión. Normalmente los niños no divulgan lo ocurrido hasta que son adultos.
  • Han sido amenazados o chantajeados por el agresor y temen que el agresor les hará daño a ellos o a su familia.
  • Temen que nadie les creerá, que los culparán de lo ocurrido y se meterán en problemas.
  • El agresor lo ha convencido que es su secreto, en un juego privado y que deben callar.
  • Temen que divulgar lo ocurrido afectará negativamente a la familia, especialmente cierto si el agresor es un miembro de la familia o un amigo.
  • Temen que serán separados de su familia si dicen lo que les ha pasado.

Según el Centro para el Control y prevención de Enfermedades (CDC) el costo financiero del maltrato infantil en Estados Unidos es de $124 mil millones. Las agencias estatales y locales reciben más de 3 millones de reportes de maltrato infantil al año, lo cual representa 6 reportes por minuto.

Fuentes: CDC, American Pediatric Association, Healthychildren.org, Red Nacional de Estrés Traumático Infantil

Fuente: About – Salud Infantil

http://saludinfantil.about.com/od/Infantil/a/Por-Qu-E-Los-Ni-Nos-No-Divulgan-Que-Han-Sido-Abusados-Sexualmente.htm

Anuncios

Acerca de Asoc. El Mundo de los A.S.I. - AMASI

Somos una organización sin ánimo de lucro (ONL) que lucha para erradicar el abuso sexual en la infancia y escuchar a los supervivientes para sanar sus heridas. El objetivo de la asociación es la protección y el cumplimiento de los derechos humanos de las niñas y los niños de nuestro presente como el reconocimiento de las niñas y los niños de nuestro pasado que sufrieron abuso sexual infantil para oir sus voces después de tanto silencio. Desde Asociación El Mundo de los ASI queremos contribuir a un cambio de valores, actitudes y comportamientos entorno a los abusos, por lo que impulsamos campañas de sensibilización ciberactivas para reivindicar un cambio en nuestra sociedad. La asociación aboga por la mejora en la detección y la asistencia de los abusos a nuestros niños a través de una defensa real con el cumplimiento de la legislación internacional y la mejora de los procesos de enjuiciamiento para la integridad física y psicológica de los menores y supervivientes adultos. Nuestras líneas de trabajos son informar ”Uno de cada Cinco niños” sufre abuso sexual, dar asistencia social a los niños de nuestro pasado víctimas de abuso y promover la cooperación de profesionales y entidades entre países para sumar fuerzas en nuestras acciones porque los DDHH son esenciales para la evolución de la humanidad con esperanza y tesón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s